Luego de recibir golpiza, alcalde de Molcaxac acusa que quieren desestabilizar el municipio

 

Visiblemente golpeado por su propio pueblo, que estuvo a punto de lincharlo junto con su comandante de la Policía Municipal, el alcalde de Molcaxac, David Víctor Flores Ortiz, señaló que existen intereses políticos en su comunidad que buscan desestabilizar la paz social que prevalece en la región de la Mixteca.

21t098-01

Por ello, en conferencia de prensa, descartó que la golpiza que recibió la madrugada del pasado viernes 7 de octubre haya sido sólo por el error de su pueblo que pensó que los policías municipales querían secuestrar a un menor.

El político emanado del Partido del Trabajo (PT) explicó que personas de otros partidos políticos están atrás del movimiento en su contra y fueron ellos quienes lo señalaron de secuestrador aquella noche en la que resultó golpeado y por la que estuvo incapacitado durante 10 días.

Para dar por concluida la situación del supuesto secuestro del niño de 13 años, el edil explicó que la policía municipal encontró al menor sobre la vialidad y lo apoyó para que tomara el camión rumbo a la ciudad de Puebla donde radica, incluso le prestaron dinero para su camión de regreso.

Pero al ver al menor con la Policía, fue cuando la población tomó las instalaciones de la presidencia municipal y los acusaron de secuestro del menor.

En contraste, la versión de la población fue que la Policía detuvo al menor supuestamente por estar involucrado en el robo de celulares y lo llevó a la prisión municipal. Fue así que la familia del niño lo buscó en la comandancia y oficinas municipales pero al no encontrarlo se tocaron las campanas del pueblo para llamar a la población que se congregó de inmediato frente a la presidencia municipal para exigir la presentación del menor.

David Víctor Flores Ortiz narró que la turba enardecida tomó la presidencia municipal y el alcalde y su comandante fueron encerrados en la celda donde los bañaron con agua fría e intentaron rociarlo con gasolina hasta que llegó personal de la Secretaría General de Gobierno (SGG) y de la Fiscalía General del Estado a resolver la situación.

A pesar de las versiones distintas, el alcalde señaló que la familia del menor no presentó cargos y tanto el como su jefe policiaco, Mauro Vidal Vidal, se encuentran libres de alguna investigación de parte de la Fiscalía del Estado.

Aunque el alcalde pudo regresar a sus actividades, el comandante aun se reporta grave de salud y en consecuencia el munícipe anunció que interpondrán la demanda contra del responsable de las agresiones, para que sea detenido y juzgado por la autoridad