Habitantes de Tepeyahualco inhabilitaron a la Policía Municipal

El domingo alrededor de las 11 de la noche, los habitantes del municipio de Tepeyahualco, tocaron las campanas de la iglesia  y tras reunirse, acordaron cerrar las instalaciones de la Policía Municipal porque están cansados de los excesos cometidos por los uniformados, acusados de estar presuntamente coludidos con la delincuencia organizada.

Los ciudadanos exigen que los policías sean originarios del municipio para evitar que sigan abusando de la población.

Explicaron que en la región hay zapateros, a quienes los policías les quitaban sus camionetas cada vez que salían a vender.

La población de Tepeyahualco apenas rebasa los 2 mil habitantes y es cuidada por un promedio de seis policías, informó uno de los inconformes.

Los habitantes del municipio ubicado a uso 80 kilómetros de la capital, solicitan respuesta a las autoridades estatales para garantizar su seguridad.

El presidente municipal Francisco Palacios Lorenzo negó que la comandancia esté cerrada, pero admitió que los 12 policías “están congelados” y espera las negociaciones con la Secretaría General de Gobierno.

La inseguridad que se presenta en su municipio, justificó, es porque son paso hacia el llamado Triángulo Rojo –donde se ordeñan ductos y comercializa huachicol-.

 

Nota de Municipios